Reina de la selva Radio en vivo
Jueves, 17 de Octubre del 2019
PASTILLITAS PARA EL ALMA  |   EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN |   NOSOTROS |   CONTÁCTENOS

RUIDO POLÍTICO y OTROS RUIDOS

Luis Alberto Arista Montoya* La Ecología- sea como ciencia del medio ambiente, sea como política pública de los estados modernos de derecho social constitucional-, en el fondo, apunta a fundar una ética de la relación entre el cuerpo humano y su circunstancia. Medio ambiente es lo que vemos, olemos, escuchamos sentimos y gustamos todos

RUIDO POLÍTICO y OTROS RUIDOS



29/09/19-11:15

Luis Alberto Arista Montoya*

    La Ecología- sea como ciencia del medio ambiente, sea como política pública de los estados modernos de derecho social constitucional-, en el fondo, apunta a fundar una ética de la relación entre el cuerpo humano y su circunstancia. Medio ambiente es lo que vemos, olemos, escuchamos sentimos y gustamos todos nosotros dentro de una determinada comunidad. “Yo soy yo y mis circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo”, solía aconsejar José Ortega y Gasset. Todos debemos comprometernos en  cuidar nuestro medio ambiente.

    Lo agresivo a la vista (lo feo o huachafo irritante de colores mal combinados, por ejemplo); lo pestilente (como  los basurales), lo ensordecedor (de las fábricas, de las irritantes bocinas de camiones y autos, las altisonantes  discotecas, etc.); lo que deteriora la piel (la insolación es la peor); y las toxinas de los alimentos procesados, atentan contra la salud del cuerpo. Son atentados intencionalmente voluntarios, propios de la sociedad materialista de consumo.

   Lima (como otras ciudades peruanas) no solo es una sucia ciudad, mal oliente, desordenada, también es bullanguera. Los bocinazos de los carros, los perifoneos de vendedores ambulantes, el ulular de ambulancias y patrulleros, los truenos de fábricas, los ruidos musicales en los supermercados, plazas y calles, son insoportables piezas  de una antología del ruino infernal.

    Estamos ante una contaminación  sonora que crispa los nervios, la mente y el espíritu. Pero, hace algún tiempo, el científico australiano Ramenh Rajian preparó una píldora contra el ruido, para  defender las células sensibles del oído, y para que el cerebro pueda controlar los ruidos violentos y constantes. Es posible que en Lima dentro de poco se distribuya gratuitamente esas píldoras, como se hizo para purificar el agua en tiempos del cólera. 

    Mientras tanto ciertas autoridades- envueltas en el famoso ruido político- prestan oídos sordos a esa intensa y extensa contaminación auditiva… Por el momento les aconsejamos usar tapones, audífonos o trozos de algodón en defensa de nuestro tímpano y carácter.
____
EDITORIAL. Para Radio Reina de la Selva. Lima 29 de setiembre del 2019.   

Comentar

+ EDITORIAL

PASTILLITAS PARA EL ALMA

EL FAROL DE ANGELA SABARBEIN